¿Espejismos o realidades?

Pasa el tiempo y nuevas vidas que envejecen nuestra historia... Es a partir de las experiencias, tanto nuestras como de los nuestros, que crecemos y nos definimos. Y aquí la intención de estos espejismos... estas formas de ver. Por medio de un relato quizás desvirtuado, expresar algo, con la esperanza de que quienes lean, lo encuentren de su mayor utilidad posible.

(Los textos se ubican en orden inverso de publicación. Es decir, el más reciente primero)

Suerte sellada

Volver, siempre volver... volver a donde nunca se debió de correr.





Varios años han pasado
desde el punto en que te vi,
y desde ese instante exacto,
desde entonces te seguí.

No había quien me contara
lo que iría a suceder,
porque no había quien pensara
que todo esto pudiese ser.

Un encanto que afloraba
y explotaba una pasión.
Las miradas que causaban
una paz sin comparación.

Pero quien no lo quería
terminó por tener razón.
Un sello que se rompía
abrió paso a la desolación.

El reloj frenó su paso,
o eso daba a entender.
Congelaba tu retazo
en aquel cruel atardecer.

Pero no todo estaba perdido,
todavía había opción.
No olvidaba lo vivido,
esa era nuestra elección.

Siguen habiendo razones
para volver siempre a soñar,
mientras haya corazones
que valga la pena adorar.

Nunca me habré olvidado
de augurar tu bienestar.
Y yo estaré esperando
que el sello se pueda arreglar.

1 Comments:

At 11/7/13 6:02 p. m., Anonymous Anónimo said...

Y el sello entre nosotros se arreglará :)

 

Publicar un comentario

<< Home